Beneficios del masaje durante el cáncer

masaje
masaje

Un estudio demuestra la eficacia del masaje tailandés con aceites esenciales en la mejora del sistema inmunitario, así como en la reducción de efectos secundarios en pacientes de cáncer colorrectal

La quimioterapia es uno de los tratamientos más comunes para el cáncer. Esta suele causar efectos secundarios en sus pacientes como cansancio, náuseas y depresión además

de desajustes en la inmunidad. Estos representan alguno de los motivos por los que cada vez más pacientes utilizan terapias complementariaspara reducir los síntomas que aparecen con el tratamiento1.

Según el National Health Servicede Reino Unido, el masaje con aromaterapia es una de las terapias complementarias más utilizadas por los pacientes2. Entre los beneficios que destacan los estudios realizados referente al masaje con aromaterapia se encuentran la reducción de la ansiedad, el estrés, el dolor, la tensión muscular y el cansancio3. Además, también se asocia con una mejora en la función inmunitaria4. Concretamente, ocho estudios han concluido que el masaje puede mejorar esta función, puesto que los ensayos remitieron un aumento estadísticamente significativo de losglóbulos blancosen el organismo5.

Es el caso de un estudio del Departamento de Epidemiología de la Facultad de Salud Pública de la Universidad Khon Kaen de Tailandia, publicado en el Asian Pacific Journal of Cancer Prevention. Su principal objetivo fue determinar si el uso del masaje tailandés con aromaterapia puede mejorar la inmunidad celulary reducir la gravedad de los síntomas comunes en pacientes con cáncer colorrectal que estaban recibiendo quimioterapia6.

El ensayo simple, ciego, aleatorizado y controlado, se realizó en 66 pacientes en el Hospital de Pichit, de Tailandia. Consistió en tres sesiones de masaje con aceite vegetal de coco y aceite esencial de jengibre durante una semana tras uno de sus ciclos de 7-10 de quimioterapia. Un masaje estandarizado que incluía cabeza, cuello, cara, espalda, hombros, brazos, manos, piernas y pies durante 45 minutos. Mientras, el grupo de control sólo recibió atención de apoyo estándar. Luego, se realizaron evaluaciones en términos de glóbulos blancos y en la gravedad de los síntomas autoevaluados por los pacientes, tanto en la pre-evaluación como al final del período.

Los resultados del ensayo mostraron que el promedio de linfocitos (un tipo de glóbulos blancos) fue significativamente mayor en el grupo de masaje que en el de control7. Esta diferencia sugiere que el masaje tailandés podría aumentar el número de linfocitos en un 11%8. La quimioterapia reduce el número de células sanguíneas, especialmente de glóbulos blancos, que son uno de los encargados de la respuesta inmunitaria. Es por ello que los pacientes que han recibido quimioterapia presentan mayor riesgo de infección. De ahí la importancia de mejorar este aspecto.

En cuanto a los resultados secundarios, los pacientes calificaron, antes y después del ensayo, sus síntomas de dolor, cansancio, estrés o ansiedad, náuseas y depresión mediante escalas numéricas y según la gravedad, siendo un 0 (nada molesto) y 10 (extremadamente molesto). Las calificaciones de cansancio, dolor y estrés fueron significativamente más bajas en el grupo de masaje que en el de control9. Sin embargo, no se mostraron reducciones en lo que respecta a las náuseas o a la depresión10. Posiblemente por la ineficacia del jengibre si se utilizó en una dosis inferior a la normal para proteger al paciente de reacciones alérgicas11.

Así pues, la investigación concluye que el masaje tailandés ligero con aromaterapiapuede ser beneficioso para el sistema inmunológicode los pacientes con cáncer que se someten a quimioterapia, gracias al aumento de linfocitos y que, además, puede ayudar a reducir la gravedad de síntomas comunes como el cansancio, el dolor y el estrés12.

 

Consejos prácticos

Los pacientes tienen a su disposición una amplia variedad de aceites esenciales para masajes aromáticos. Si el objetivo es estimular el sistema inmunitario, las mejores opciones son: el ravintsara (Cinnamomum camphoraQT cineol), la mejorana QT tuyanol (Origanum majorana), el laurel (Laurus nobilis) y el saro (Cinnamosma fragrans). Todos ellos, empleados correctamente, son aptos para cualquier tipo de paciente, incluyendo niños, y mujeres embarazadas.

Para poder dar el masaje debe emplearse un aceite vegetal portador, como por ejemplo el de avellana, el de almendras dulces o el de nuez de albaricoque. Es importante decantarse por un aceite vegetal de calidad, es decir, virgen, puesto que contiene todos los antioxidantes, vitaminas y ácidos grasos que necesita la piel.

En cuanto a la dosificación, existen dos posibilidades:

O bien añadir 3-4 gotas de aceite esencial a la cantidad que se necesite de aceite portador para dar el masaje.

O elaborar una sinergia previamente en un frasco. La proporción adecuada son unas 100-150 gotas de aceite esencial por cada frasco de 50 ml.

Evidencia científica

1Bernstein BJ, Grasso T (2001). Prevalence of complementary and alternative medicine use in cancer patients. Oncology, 15, 1267-72.

2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13Khiewkhern et al. (2013) Effectiveness of Aromatherapy with Light Thai Massage for Cellular Immunity Improvement in Colorectal Cancer Patients Receiving Chemotherapy. Asian Pacific J Cancer Prev, 14 (6), 3903-3907

La Asociación de Oncología Integrativa es una entidad sin ánimo de lucro que nace con el objetivo de difundir las terapias complementarias y otras medicinas que mejoran la calidad de vida de los pacientes con cáncer. Además ofrece apoyo tanto al paciente como a sus familiares y ha creado un directorio de profesionales de la salud de referencia en el campo de la oncología integrativa.

Related Posts

Décalogo de la prevención del cáncer

Decálogo de la prevención del cáncer

La Asociación de Oncología Integrativa junto con su escuela de pacientes presenta un decálogo con consejos clave para la prevención del cáncer: ...