La UE reconoce al Bisfenol A como un disruptor endocrino peligroso para el ser humano

¡¡¡POR FIN!!!! Llevamos desde este blog alertando de los peligros que para la salud entraña el BISFENOL A (puedes leer más aquí  y aquí) y por fin la UE reconocido que es una sustancia peligrosa para la salud humana.

Unknown

La Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos (ECHA) ha reconocido al bisfenol A (BPA) como una sustancia peligrosa para la salud debido a su capacidad para alterar el sistema hormonal de los seres humanos[1]. Este es un gran paso en la protección de la salud de los europeos y refleja la necesidad de acelerar el ritmo de identificación y regulación de los ECD a nivel de la UE.
La decisión fue adoptada por unanimidad en el Comité de los Estados miembros de la ECHA, que se reunió hace unos días en Helsinki. [2] Francia fue la que propuso que el BPA, que el BPA sea declarado como tóxico para la reproducción humana [3] y figure en la lista de sustancias altamente preocupantes (SVHC) de la ECHA,  al ser considerado como un disruptor endocrino con efectos negativos para la salud, el desarrollo de las glándulas endocrinas, las funciones cognitivas y  el metabolismo. [4]
Los productos químicos que alteran el sistema endocrino (disruptores endocrinos), como el bisfenol A, son uno de los desafíos más importantes para la salud humana de nuestros tiempos.
El informe muy bien documentado y estructurado que presentó Francia ante el comité de la ECHA causó intensos debates en el Comité de los Estados miembros (probablemente el tema económico salió a relucir en estos enfrentamientos, la industria del petróleo es poderosa).
Aunque los efectos adversos de la BPA se han documentado ampliamente, las dificultades para conseguir que se reconozca como un disruptor endocrino han sido importantes. Cuando yo empecé de hablar de Bisfenol A como posible carcinógeno, el circulo escéptico se echaba encima y afirmaban que eso eran paparruchas y pseudo ciencia, afirmaban rotundamente que el Bisfenol A era seguro… pues mirad… aquí está la evidencia. Ahora dirán que ellos ya habían advertido que era tóxico… en fin
El BPA es un producto químico utilizado en la producción de plásticos de policarbonato y los revestimientos de latas de aluminio para alimentos y bebidas. Se considera  que tiene efectos disruptores endocrinos y la evidencia ha ido demostrando que el BPA puede tener consecuencias adversas para la salud, afectando tanto a la reproducción,  como al sistema nervioso, cardiovascular, metabólico  e inmunológico, además se ha demostrado que  aumenta el riesgo de padecer cáncer (cáncer de mama, próstata y ovario principalmente).[5]
infografia-bisfenol-a

Lo ideal es usar cuantos menos plásticos mejor, sobre todo para conservar y cocinar alimentos. Busca plásticos que no contengan BPA, lo indica como BPA Free o No BPA.
FUENTE

1] https://echa.europa.eu/-/msc-unanimously-agrees-that-bisphenol-a-is-an-endocrine-disruptor
2. https://www.anses.fr/en/content/bisphenol-recognised-echa-its-endocrine-disrupting-properties-based-proposal-france
3.https://echa.europa.eu/documents/10162/13578/list_aso_msc_observers_en.pdf/422422d2-5548-46ab-86eb-f9e698c1207b
[3] http://www.env-health.org/news/late…
4.http://www.env-health.org/resources/press-releases/article/europe-finally-recognises-four

donativo_3-1
Advertencia:
El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.
Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.
La Asociación de Oncología Integrativa declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

Sobre Odile Fernández

Soy médico de familia y madre de dos niños (2007 y 2013). Vencí en 2010 un cáncer de ovario con metástasis con solo 5% de probabilidades de supervivencia. Tras iniciar el tratamiento convencional, cambiar la forma de alimentarme y la forma de afrontar la enfermedad las metástasis desaparecieron de mi cuerpo en poco tiempo. A raíz de mi propio proceso y de investigar en profundidad los estudios científicos disponibles sobre dieta y factores causantes del cáncer, decidí divulgar mi experiencia y conocimientos a través de mi blog Mis recetas anticáncer e impartir conferencias y talleres por toda España. Soy autora de los libros “Alimentación anticáncer” (autoedición) y “Mis recetas anticáncer: alimentación y vida anticáncer” (Editorial Urano).