Alcachofas y cardo mariano contra el cáncer

El cardo mariano es una planta cuyos frutos y semillas se han vienen utilizado desde hace más de 2.000 años como tratamiento para los trastornos del hígado, vías biliares y vesícula biliar.

El ingrediente medicinal que se encuentra en el cardo mariano (también en las alcachofas) es la silimarina, un extracto de las semillas de cardo mariano. Es un antioxidante que protege a la célula de los daños producidos por diferentes tóxicos. La silimarina también se encuentra en las alcachofas. La silimarina ha sido estudiada por su capacidad anticáncer tanto en laboratorio como en animales.

Actúa como citotóxico contra el cáncer de hígado , pulmón, vejiga , próstata, piel , mama y cuello del útero.

Ahora llega la silibilina, otra molécula prometedora en la lucha contra el cáncer, presente en cardo mariano y alcachofas. Investigadores del Instituto Catalán de Oncología de Girona han descubierto una molécula que podría acabar con la resistencia que presentan el 15% de los pacientes de cáncer de pulmón a los nuevos tratamientos en píldoras después de meses de tratamiento.

Se trata de un componente natural, presente en la alcachofa y en el cardo mariano que combinado con fármacos como el erlotinib o gefitinib puede llegar a revertir esta resistencia al tratamiento y que éste vuelva a ser efectivo para combatir la enfermedad .
En el cáncer de pulmón se están utilizando tratamientos diferentes a la quimioterapia que se administran en píldoras, como erlotinib o gefitinib. Estos fármacos tienen el problema de la resistencia al tratamiento. Para evitar estas resistencias han descubierto un compuesto presente en alcachofas y cardo mariano llamado silibilina

Algunas de las células cancerígenas cambian de identidad hasta el punto de que se vuelven «invisibles» y por tanto no se pueden combatir con el tratamiento médico, un momento «muy peligroso» porque deja de ser efectivo y el cáncer de pulmón avanza.

Los investigadores han descubierto esta molécula que podría evitar que las células dejen de hacerse «invisibles» y por tanto que el tratamiento vuelva a funcionar .

Mientras siguen las investigaciones no dejéis de tomar alcachofas y probad a añadir semillas de cardo mariano en vuestras infusiones.




Advertencia:
El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.
Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.
La Asociación de Oncología Integrativa declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.