Cáncer de mama: 6 hábitos que reducen el riesgo de que aparezca

cáncer de mama_mujer ejercicioEl cáncer de mama es el segundo tipo de cáncer con más incidencia en España, con un 12,1% de los casos. Solo en 2018 ha habido 32.825 casos nuevos, una cifra que aumenta con los años. La buena noticia es que la tasa de supervivencia a 5 años es superior al 90%.
La detección temprana y una atención adecuada es importante para tratar la enfermedad. También, la adopción de hábitos de vida saludables. Según la Organización Mundial de la salud (OMS), el 30% de las muertes por cáncer se deben a factores de riesgo que tienen que ver con comportamientos alimentarios. Estos son un índice de masa corporal elevado, un consumo bajo de frutas y verduras, la falta de actividad física y el consumo de tabaco y alcohol.
El cáncer es una enfermedad multifactorial muy compleja, pero los científicos recomiendan tener en cuenta los siguientes 6 hábitos para prevenir o reducir el riesgo de tener cáncer de mama. Te explicamos los porqués.
Limitar el consumo de alcohol
El consumo regular de alcohol se asocia con 7 tipos de cáncer, pero el vínculo es especialmente fuerte con el cáncer de mama. Esto es porque el alcohol puede incrementar los niveles de estrógenos de forma peligrosa. El riesgo de cáncer de mama aumenta con la cantidad de alcohol consumida. A mayor consumo, mayor riesgo; por ello se recomienda reducir o eliminar el consumo de alcohol. No hay una cantidad segura recomendable.
En una revisión de estudios publicada por la International Agency for Research on Cancer se vio que en la mayoría de ellos la conclusión era la misma: el consumo de bebidas alcohólicas, aunque sea de forma moderada, aumentaba la incidencia del cáncer de mama. Y en ningún caso, prevenía el desarrollo tumoral.
Ejercicio físico
Sabemos que el ejercicio físico es beneficioso tanto para una salud cardiovascular como para nuestro bienestar. Pero quizás no tenemos tan presente que la actividad física regular puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama.
El ejercicio puede disminuir la inflamación, mejorar el sistema inmunitario y reducir la grasa corporal.  Porque de hecho, un estudio liderado por el Instituto Hospital del Mar de Barcelona, publicado en Preventive Medicine concluyó que la obesidad multiplica por 12 el riesgo de que una mujer desarrolle cáncer. Cosa que la actividad física puede ayudar a prevenir. Según un estudio publicado en JAMA Oncology, 300 minutos de actividad física a la semana es lo ideal para prevenir el cáncer de mama.
Dieta rica en fibra
Añadir alimentos ricos en fibra a tu dieta puede ayudarte a prevenir el cáncer de mama. Así lo afirma un estudio a gran escala dirigido por investigadores de la Escuela de salud Pública TH Chan de Universidad de Harvard. Las mujeres que toman más alimentos con fibra durante la adolescencia y la edad adulta joven—sobretodo provenientes de frutas y verduras—pueden tener un riesgo significativamente más bajo de sufrir cáncer de mama. Concretamente, una alta ingesta de fibra durante la adolescencia se asoció con un 24% menos de riesgo de desarrollar cáncer de mama antes de la menopausia.
Reducir el consumo de grasas
Un estudio publicado en JAMA Oncology descubrió que las mujeres que seguían dietas bajas en grasa y ricas en granos enteros tenían un 22% menos de riesgo de morir de cáncer de mama, durante al menos ocho años, que aquellas que no ajustaron su ingesta de grasas.
No fumar
Fumar se relaciona mucho con el cáncer de pulmón, pero los carcinógenos presentes en los cigarrillos también aumentan el riesgo de cáncer de mama. Un estudio publicado en Breast Cancer Research sugiere que empezar a fumar a una edad temprana puede afectar a las vías hormonales durante el desarrollo de las mamas y aumentar así el riesgo.
Pensar detenidamente antes de tomar la terapia de reemplazamiento hormonal
La terapia de reemplazo hormonal contiene estrógeno y progesterona y se usa para controlar los efectos secundarios de la menopausia. Sin embargo, algunos estudios sugieren que los riesgos de la terapia hormonal pueden superar los beneficios. Una investigación de JAMA Oncology descubrió que esta terapia puede aumentar el riesgo de cáncer de mama. A la misma conclusión llegó un estudio de la Women’s Health Initiative (WHI).
 
Otras fuentes:
Datos: https://www.aecc.es/sites/default/files/content-file/Datos-cancer-mama.pdf
GLOBOCAN: https://www.uicc.org/new-global-cancer-data-globocan-2018
Ejercicio físico: https://www.elperiodico.com/es/sanidad/20180116/la-obesidad-multiplica-por-12-el-riesgo-de-sufrir-cancer-en-las-mujeres-6555439
Dieta en fibra: https://www.infosalus.com/nutricion/noticia-consumir-mucha-fibra-reduce-riesgo-cancer-mama-20160201072534.html
These 6 Habits May Reduce Your Risk of Breast Cancer http://time.com/5408514/breast-cancer-prevention/Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.

Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.

Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.