Cómo hacer germinados de brócoli

Los germinados son un alimento que se obtiene cuando germinamos las semillas de las plantas. Los germinados se pueden hacer con legumbres, cereales, verduras y plantas aromáticas. Nosotros en este caso los vamos a hacer de brócoli.

¿Qué tienen de especial los germinados? Al germinar las semillas, el número de enzimas se aumenta y las proteínas están predigeridas, por lo que los germinados son fáciles de digerir. También aportan clorofila, que es antioxidante, las vitaminas se multiplican y los minerales se asimilan mejor por el organismo.

En general, se considera que un consumo regular de germinados ayuda a regenerar la flora intestinal y a mejorar la digestión. Además, son bastante depurativos.

Ahora sí, os dejamos con el paso a paso de cómo hacer germinados de brócoli en tu casa:

¿Qué necesitas para hacer geminados de brócoli?

Las semillas. Las puedes comprar en alguna tienda de dietética o de productos ecológicos.

Un bote de cristal no muy grande, del tipo que se utiliza para vender las lentejas o garbanzos ya cocidos.

– Una cucharada sopera de semillas de brócoli

– Una goma.

– Una gasa esteril, de las que se utilizan para curar heridas.

Preparación

1. Pon una cucharada de semillas de brócoli en remojo toda la noche (o 12 horas durante el día). Tapa el bote con una gasa estéril que habrás atado con una goma.

2. Una vez pasado este tiempo tienes que escurrir el agua dejando el bote con las semillas boca abajo ligeramente inclinado. Puedes utilizar un plato hondo para ello.

3. Enseguida verás como aparece una puntita blanca en la semilla de brocoli. Poco a poco esta puntita irá creciendo y en una semana, en invierno, o tres o cuatro días, en verano, tendrás listos los germinados de brócoli.

Sabrás que están listos cuando tengan una hojita de color verde césped. Primero la hoja será verde claro y en un máximo de doce o 24 horas habrá oscurecido un poco.

Los germinados los puedes conservar en la nevera en el mismo bote, con la tapa original del bote.

[vc_wp_text]

Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.
Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.
Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

[/vc_wp_text]