El azúcar promueve el crecimiento del cáncer

azúcar

azúcarLa Dra. Odile Fernández nos comparte un nuevo estudio que viene a avalar esta teoría y que nos advierte una vez más de lo nociva que puede ser el azúcar para nuestra salud.
Las altas cantidades de azúcar presentes en la dieta occidental actual pueden aumentar el riesgo de cáncer de mama y metástasis pulmonares, según un estudio de la Universidad del Centro Oncológico MD Anderson de Texas.

El estudio acaba de ser publicado en la revista Cancer Research y en él los investigadores del MD Anderson Cancer Center de Houston  demuestran el efecto del azúcar en una vía de señalización enzimática conocida como ’12-LOX’ o ’12- lipooxigenasa’ que participa como inhibidora de los leucocitos y ciertos componentes celulares que estimulan los procesos de inflamación, es decir el consumo de azúcar y alimentos azucarados inmunodeprime y provoca inflamación dos procesos comunes a todos los procesos de cáncer.
Los datos del estudio sugieren que el azúcar presente en la dieta induce vía de  señalización 12-LOX  aumentando el riesgo de desarrollar cáncer de mama y metástasis, según el Dr Cohen, uno de los médicos participantes en el estudio.
Los investigadores afirman que el alto consumo de azúcar se está convirtiendo en un problema en nuestra sociedad. El consumo per cápita de azúcar en  EE.UU. ha aumentado a más de 45kg. por año y ha habido un gran aumento del consumo de bebidas azucaradas lo que se ha identificado como un importante contribuyente a la epidemia de  obesidad, enfermedades cardiovasculares y cáncer en todo el mundo.

Lo que hicieron los investigadores es alimentar ratones adultos con un dieta rica en azúcar (sacarosa o fructosa y otra pobre en almidones. Se trabajo con distintos modelos de ratones para estudiar el efecto de esta dieta sobre diferentes tipos de cánceres de mama. Los investigadores descubrieron que pasados seis meses, más de la mitad (50-58%) de aquellos que habían recibido una alimentación con niveles de azúcar similares a los de la dieta occidental habían desarrollado cáncer de mama mientras que solo un tercio de los roedores, cuya dieta fue limitada en almidón sufrieron alteraciones en sus glándulas mamarias. También hubo más metástasis pulmonares en los alimentados con azúcar.
Parece que este efecto procáncer del azúcar es atribuible a la fructosa derivada del metabolismo de la sacarosa y a la presente en endulzantes con alto nivel de fructosa como el sirope de maíz.

El alto consumo de azúcar actual se debe al consumo de sacarosa o azúcar de mesa y al alto consumo de fructosa artificial.
La sacarosa está compuesta de glucosa y fructosa y es el azúcar común, azúcar de mesa o de caña. Los endulzantes más ricos en fructosa son la fructosa artificial, el sirope de glucosa-fructosa, el sirope de maíz, sirope de trigo u otros cereales,  la miel  o el sirope de agave.

Este nuevo estudio viene a reforzar la teoría de cuanta menos azúcar consumamos mejor para nuestra salud. Fuera azúcar refinada, fuera fructosa artificial, fuera alimentos y bebidas azucaradas.

La fructosa es el azúcar natural presente en la fruta, mientras que la sacarosa es el azúcar de mesa o blanquilla. En el estudio no habla de fructosa natural de las frutas, sino de fructosa refinada.  Pero al leerlo surge la duda de que pasará con la fructosa presente en la fruta.
La fruta es rica en fructosa, pero además contiene fibra, minerales y fitoquímicos que aportan múltiples beneficios a la salud. Según el estudio EPIC se recomienda consumir 1-2 piezas de fruta al día dentro de una alimentación saludable. En la dieta cetogénica, que hoy día según los estudios puede ser de utilidad para los enfermos con cáncer, se recomienda reducir la ingesta de fruta y consumir preferentemente frutos rojos y sandía, evitando fruta seca, fruta en conserva y zumos de frutas por tener poca fibra y tener una carga glucémica más alta que la de las frutas frescas.
Parece que la fruta no es nociva, pero si debemos tener en cuenta que debemos tomar más hortalizas que frutas. En EPIC nos hablan de mínimo 2 raciones de vegetales, es decir más verduras que frutas.

Fuente: Yan Jiang, Yong Pan, Patrea R. Rhea, Lin Tan, Mihai Gagea, Lorenzo Cohen, Susan M. Fischer, and Peiying Yang.  A Sucrose-Enriched Diet Promotes Tumorigenesis in Mammary Gland in Part through the 12-Lipoxygenase Pathway. Cancer Res January 1, 2016 76; 24

Advertencia:
El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.
Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.
La Asociación de Oncología Integrativa declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

Soy médico de familia y madre de dos niños (2007 y 2013). Vencí en 2010 un cáncer de ovario con metástasis con solo 5% de probabilidades de supervivencia. Tras iniciar el tratamiento convencional, cambiar la forma de alimentarme y la forma de afrontar la enfermedad las metástasis desaparecieron de mi cuerpo en poco tiempo. A raíz de mi propio proceso y de investigar en profundidad los estudios científicos disponibles sobre dieta y factores causantes del cáncer, decidí divulgar mi experiencia y conocimientos a través de mi blog Mis recetas anticáncer e impartir conferencias y talleres por toda España. Soy autora de los libros “Alimentación anticáncer” (autoedición) y “Mis recetas anticáncer: alimentación y vida anticáncer” (Editorial Urano).

Related Posts

Taller de musicoterapia

[vc_row][vc_column width="1/4"][vc_single_image image="18223"][/vc_column][vc_column width="3/4"][vc_column_text]Fecha: 1 de febrero de 2020 Lugar: T...