LA VITAMINA D, EL SOL Y SU IMPLICACION EN LA SALUD

Ya hemos hablado en numerosas ocasiones de la vitamina D en el blog, pero no me canso de hacerlo porque necesitamos concienciarnos de la importancia de esta vitamina para nuestra salud. Pedidle a vuestro médico que os la mida en la próxima analítica pues se publica un dato curioso…. la mayoría de españoles tienen déficit de esta vitamina.

El 84% de los jóvenes españoles tiene insuficiencia de vitamina D, también llamada hipovitaminosis D, porcentaje que se eleva hasta el 87% en el caso de las personas mayores de 64 años y se reduce al 50% en la población general.
Pese a sus 93 días de duración y una media de 10 horas de sol, el verano de España ve mermado su potencial sintetizador de vitamina D debido principalmente al uso de lociones solares protectoras. De hecho, en las cantidades recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los fotoprotectores disminuyen la síntesis cutánea de vitamina D e, incluso, pueden llegar a bloquearla completamente.
20637993_1405256256206096_1953080055902716914_n

Además, las pieles más bronceadas producen menos vitamina D, ya que la melanina hace de filtro solar «natural» para protegerse del exceso de sol, lo que hace que una persona de piel oscura necesite dos o tres veces más tiempo de exposición solar que una de piel blanca caucásica para sintetizar la misma cantidad de vitamina D en el organismo.
El alto consumo de carne en la dieta también hace que se produzca menos vitamina D.
La vitamina D es necesaria para un adecuado crecimiento y desarrollo, porque participa en la formación de los huesos y juega un importante papel en la prevención de la osteoporosis y la contracción muscular. Asimismo, juega un papel fundamental en la regulación del sistema inmunológico frente a enfermedades como la artritis reumatoide, el lupus, la esclerosis múltiple, la diabetes tipo 1 y algunos tipos de cáncer como, por ejemplo, el de mama, próstata y colorrectal. En el embarazo, niveles bajos de vitamina D se han asociado a Diabetes gestacional y preeclampsia.
Por ello, y dado que la exposición al sol durante los meses de verano hay que tener cuidado con el sol para no quemarnos y usar fotoprotección en las horas de más insolación, los expertos recomiendan que, bajo prescripción médica, los suplementos de vitamina D orales son una forma segura, bien tolerada y accesible para alcanzar unos niveles adecuados en el organismo.
Para conocer los niveles de vitamina D, es necesario un análisis de sangre y, posteriormente, tras su valoración, ver si es necesaria o no la prescripción de un suplemento. Lo ideal serían niveles por encima de 30 nanogramos por mililitro.
Advertencia:
El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.
Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.
La Asociación de Oncología Integrativa declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.