Las Bebidas azucaradas aumentan el riesgo de padecer cáncer

refrescos-oncologia-integrativaLas investigaciones médicas relacionan el consumo de bebidas azucaradas con obesidad y ganancia de peso. 1 de cada 9 canceres se relacionan con la obesidad y por eso no se recomiendan aquellos alimentos que se relaciona con la obesidad.

Reducir el consumo de este tipo de bebidas supone un enorme beneficio para nuestra salud.
Fuente AICR

El consumo de bebidas azucaradas en niños
Los niños consumen muchas, muchisimas bebidas azucaradas: refrescos, zumos, bebidas para deportistas, bebidas energéticas, batidos, aguas aromatizadas, etc. El consumo de estas bebidas  en la infancia se ha relacionado con aumento de obesidad y cáncer. Sin embargo, muchos padres creen que algunas de estas bebidas son saludables como los zumos o las bebidas para deportistas.
Hace poco se publicaba en Public Health Nutrition, un estudio en donde el 96% de los padres reconocía que en el mes previo a la encuesta había dado este tipo de bebidas a sus hijos. El 77% de los niños consumen zumos industriales, el 62% refrescos azucarados tipo colas, nestea o fanta y el 51% bebidas para deportistas tipo Aquarius, según el estudio.
El 80% de los padres de niños de entre 2 y 5 años ofrecen a sus hijos zumos industriales cargados de azúcar como puede ser el Sunny D y el 40% ofrece a sus niños refrescos tipo colas.
El 50% de los padres del estudio consideraba que los zumos eran saludables.

Los adolescentes y adultos jóvenes son los que más bebidas azucaradas consumen.
Las bebidas azucaradas nos aportan solo azúcar y calorías y nos hacen engordar.

Riesgos para la salud de estas bebidas
Las bebidas azucaradas se han vinculado a mala alimentación, aumento de peso, obesidad y, en los adultos, a diabetes tipo 2, según los Centros para el Control de Enfermedades. Hay una evidencia fuerte y consistente que muestra  que  los azúcares añadidos a los alimentos y / o bebidas azucaradas se asocia con el exceso de peso en niños y adultos. Para muchos adultos y padres la opción saludable sería elegir bebidas con edulcorantes artificiales, serían las denominadas bebidas light. Pero estas no son alternativas saludables. La alternativa más saludable es el agua y los zumos preparados en casa.

Evitar las bebidas azucaradas es una recomendación de Instituto Americano para la Prevención del Cáncer para reducir el riesgo de padecer cáncer.

La OMS recomienda consumir menos de 25 g de azúcar al día y en una lata de Coca Cola hay 35 g. Con una sola lata estamos sobrepasando las recomendaciones máximas de las OMS.

bebidas-oncologia-integrativa

Biblio
Christina R Munsell et al. “Parents beliefs about the healthfulness of sugary drink options: opportunities to address misperceptions.” Public Health Nutrition. FirstView Article. Published online: 11 March 2015
Randy P. LaComb, MS; Rhonda S. Sebastian, MA; Cecilia Wilkinson Enns, MS, RD, LN; and Joseph D. Goldman, MA. Beverage Choices of U.S. Adults What We Eat in America, NHANES 2007-2008. Food Surveys Research Group
Dietary Data Brief No. 6. August 2011.
Mesirow MS, Welsh JA. Changing Beverage Consumption Patterns Have Resulted in Fewer Liquid Calories in the Diets of US Children: National Health and Nutrition Examination Survey 2001-2010. J Acad Nutr Diet. 2014 Nov 7.
Dong D. Wang, et al. Trends in Dietary Quality Among Adults in the United States, 1999 Through 2010. JAMA Intern Med. 2014;174(10):1587-1595.
Cynthia L. Ogden et al. Consumption of Sugar Drinks in the United States, 2005–2008. NCHC Data Brief. August 2011.

Advertencia:
El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.
Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.
La Asociación de Oncología Integrativa declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.