Los científicos desarrollan una prueba para detectar si hay cáncer en 10 minutos

prueba cáncer científicosCientíficos de la Universidad de Queensland han desarrollado una prueba universal que puede detectar rastros de cáncer en el torrente sanguíneo de un paciente. Y se trata de una prueba simple y barata, que podría ser muy útil, aunque no puede revelar dónde o cómo de grave es el estadio del cáncer.
La prueba utiliza un líquido que cambia de color si detecta la presencia de células malignas en cualquier parte del cuerpo en menos de 10 minutos. Todavía está en desarrollo, pero podría formar parte de un nuevo enfoque para la detección del cáncer de manera más sencilla para los médicos y más barata para los centros médicos.
Esta herramienta tiene una sensibilidad de un 90%, por lo que este test podría servir para informar a los médicos que un paciente tiene cáncer. Sin embargo, se requerirían pruebas posteriores con otras técnicas para identificar el tipo de cáncer, el tamaño del tumor y la etapa en la que se encuentra. Pero daría a los médicos una respuesta rápida: ¿El paciente tiene cáncer?
Los científicos del equipo de Queensland descubrieron que el ADN del cáncer y el ADN normal se adhieren a las superficies metálicas de maneras marcadamente diferentes. Esto les permitió desarrollar una prueba que distinguiese entre las células sanas y las cancerosas.
Las células sanas modelan su ADN con moléculas conocidas como grupos metilo. Estos funcionan como controles de volumen, silencian los genes que no son necesarios y los que sí lo son. En las células cancerosas, por el contrario, este patrón es secuestrado y solo se activan los genes que ayudan al tumor a crecer. El ADN del interior de las células normales tiene grupos metilos por todo el cuerpo. En el ADN del interior de las células cancerosas, en cambio, está vacío, y estos grupos metilo se encuentran en pequeños grupos y en ubicaciones específicas.
Concretamente, el equipo de científicos describió en la revista Nature Communications, algunas pruebas para confirmar este patrón en cánceres de mama, próstata, colorrectal y linfoma. Luego, demostraron que estos patrones tenían un impacto en la química del ADN y se comportaban de forma diferente en el agua.
La prueba que diseñaron es lo suficientemente sensible para detectar niveles muy bajos de ADN de cáncer en la muestra. Por todo ello, los científicos están trabajando en ensayos clínicos con pacientes con otros tipos de cáncer.
Hoy en día, para detectar un cáncer se necesita hacer una biopsia de tejido de lo que el médico sospecha que puede ser un tumor. Este procedimiento es invasivo y requiere que haya algún indicio o síntoma por parte del paciente. Por ejemplo, que el paciente se note un bulto. En este sentido, la prueba que desarrollaron los científicos puede tener potencial para cambiar la forma en que los pacientes son examinados para detectar la enfermedad. Pero todavía se necesitan más estudios clínicos para evaluar el método.Advertencia:

El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.

Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.

Avívate, escuela de pacientes declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.