¡¡Los espárragos no producen cáncer de mama con metástasis!!

En la revista Nature acaban de publicarse un estudio en el que demostraron que en ratones con cáncer de mama la asparagina se relaciona con mayor riesgo de metástasis y progresión tumoral, y a su vez disminuir el consumo de asparagina o usar un fármaco que bloquea la asparagina sintetasa, la enzima encargada de producirla disminuye la aparición de metástasis, aunque no afecta al crecimiento del tumor primario. Esta teoría se ha probado en células de laboratorio y en ratones, aún no en humanos.
Pues bien, ¿qué es la asparagina? ¿qué relación tiene con los espárragos?
La asparagina es un aminoácido que necesitamos para un correcto funcionamiento del sistema nervioso, su déficit produce dolor de cabeza, irritabilidad y depresión. Lo ingerimos a través de los alimentos, pero también nuestro cuerpo lo produce. Se sintetiza en el hígado a través de la asparagina sintetasa. Se encuentra en la leche y derivados, en la carne, en los mariscos, en los espárragos, en las patatas y las legumbres, entre otros alimentos.
Analicemos el estudio pues….
  • Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que el estudio habla de ratones, aún no sabemos si estos datos se reproducirán en humanos, aunque es el siguiente paso.
  • En el estudio hablan de asparagina, no de espárragos. La asparagina también abunda en el leche y en el carne, y ningún titular decía… «si tienes cáncer de mama, deja la carne» ese titular sería más certero. En el estudio no se menciona en ningún momento la palabra espárrago, sin embargo a los periodistas que buscan titulares sensacionalistas les ha faltado tiempo para señalar a los espárragos.
  • La asparagina es necesaria para un correcto funcionamiento del sistema nervioso, no podemos eliminarla totalmente
  • El verdadero valor de la noticia…. según afirman los autores del estudio, estos datos nos hacen ver que la dieta influye mucho más de lo que pensamos en el origen y promoción del cáncer, por tanto eso de «come lo que quieras», como que no.
  • En el estudio se vio que lo realmente efectivo para frenar las metástasis era un fármaco que bloqueaba la asparagina sintetasa, y quizás esta sea la base para crear un fármaco para mujeres con cáncer de mama que nos ayude a frenar las metástasis.
  • En el estudio no se demuestra por qué este aminoácido puede causar metástasis. Sabemos que la asparagina si reacciona con azúcar reductor o carbonilo se convierte en acrilamida en los alimentos cuando estos se someten a altas temperaturas, por ejemplo cuando freímos patatas. Por tanto, es peor comer patatas fritas que  espárragos. La acrilamida es un potente carcinógeno reconocido por la IARC.
  • Eliminar la asparagina es poco realista porque nosotros mismos la producimos. Lo que si puede ser interesante es bloquear la asparagina sintetasa y con ello influir en la producción de este aminoácido. Esto ya es un tratamiento médico estándar. Los niños con leucemia linfoblástica aguda (LLA) se tratan con un cóctel de medicamentos que incluye asparaginasa, que reduce el nivel de asparagina en la sangre y en las células cancerosas. Quizás el titular podría ser… un fármaco usado en la leucemia podría ser de utilidad para tratar el cáncer de mama metastásico.
Por otro lado, los espárragos tienen propiedades que nos pueden ayudar a la prevención del cáncer:
  • Contienen glutatión, un antioxidante que permite reducir el estrés oxidativo. Este proceso es el causante de convertir una célula benigna en maligna, presentando un crecimiento incontrolado, característico en las neoplasias. Por lo tanto el glutatión evita que este proceso se lleve a cabo, evitando esta transformación. El espárrago es el alimento más rico en glutation que existe.
  • Además contiene vitamina C, la cual también complementa la acción antioxidante, reduciendo la síntesis de radicales libres. Estas son sustancias de desecho responsables del estrés oxidativo.
  • También contiene vitaminas del complejo B, las cuales intervienen en distintos procesos del sistema nervioso. Son ricos en fibra y zinc.
  • Se consideran un alimento con gran potencial antiinflamatorio.

CONCLUSION: ¡¡LOS ESPARRAGOS NO PRODUCEN CANCER!!

Fuente: Simon R. V. Knott, Elvin Wagenblast, Showkhin Khan, Sun Y. Kim, Mar Soto, Michel Wagner, Marc-Olivier Turgeon, Lisa Fish, Nicolas Erard, Annika L. Gable, Ashley R. Maceli, Steffen Dickopf, Evangelia K. Papachristou, Clive S. D’Santos, Lisa A. Carey, John E. Wilkinson, J. Chuck Harrell, Charles M. Perou, Hani Goodarzi, George Poulogiannis, Gregory J. Hannon. Asparagine bioavailability governs metastasis in a model of breast cancer. Nature, 2018; DOI: 10.1038/nature25465

Soy médico de familia y madre de dos niños (2007 y 2013). Vencí en 2010 un cáncer de ovario con metástasis con solo 5% de probabilidades de supervivencia. Tras iniciar el tratamiento convencional, cambiar la forma de alimentarme y la forma de afrontar la enfermedad las metástasis desaparecieron de mi cuerpo en poco tiempo. A raíz de mi propio proceso y de investigar en profundidad los estudios científicos disponibles sobre dieta y factores causantes del cáncer, decidí divulgar mi experiencia y conocimientos a través de mi blog Mis recetas anticáncer e impartir conferencias y talleres por toda España. Soy autora de los libros “Alimentación anticáncer” (autoedición) y “Mis recetas anticáncer: alimentación y vida anticáncer” (Editorial Urano).

Related Posts