Cómo nace

En marzo de 2012 le diagnosticaron a mi madre un Glioblastoma IV, el tipo de tumor cerebral más agresivo. Le dieron tres meses de vida.

Ella, que en aquel momento todavía tenía la mente clara, decidió no hacer ningún tratamiento. Por su ubicación no se podía operar y la quimio y la radioterapia le hubieran alargado la vida dejándola en una silla de ruedas con gran pérdida de visión.

Mis hermanas y yo, no dándonos por vencidas, nos lanzamos a la búsqueda de alternativas que la pudieran ayudar a superar la enfermedad. No las encontramos y ella nos dejó en agosto. Pero descubrimos que existen muchas terapias complementarias que pueden ayudar a minimizar los efectos secundarios de la quimio y la radioterapia y a controlar el estés, mejorando la calidad de vida de los pacientes y ayudándoles a superar el cáncer.

Y de este descubrimiento surgió la idea de crear una asociación que divulgue estas terapias con el objetivo difundirlas mejorando así la calidad de vida de los pacientes oncológicos y de sus familiares.

Míriam Algueró Josa
Presidenta de la Asociación de Oncología Integrativa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.