Tarta Dulce primavera por Myriam Diez

 Tarta_dulce_primavera

Se trata de una tarta casi crudivegana (ingredientes 100% vegetales y crudos) ya que todo es crudo salvo el preparado de agar agar.

Esta tarta consta de 5 capas:

Capa 1 o capa base: «cuajado o gelatina de zumo de naranjas ecológicas»:
Ingredientes:
– 4-5 naranjas eco
– 5 cdas de panela eco.
-150 ml de agua buena.
– 3 gr de agar agar.

Preparación:
Ponemos en una cazuela 150 ml de agua buena más 4 gr de agar agar, removemos bien, calor de baja intensidad… aprovechamos para hacer el zumo de naranjas pero sin descuidarnos de la cazuela (mover de vez en cuando)… el agar agar tiene que hervir durante 2 minutos… pasado ese tiempo lo movemos bien y se deja que temple un ratito (menos de 1 minuto)… se añade poco a poco el zumo de naranjas endulzado, a la vez que se remueve. Se vierte despacio la mezcla en el molde con pared desmoldable. Se mete en el frigorífico.

Capa 2:
Ingredientes:
– 200 gr almendras eco con piel.
– 50 gr de dátiles sin hueso.
– 250 gr de higos secos.

Preparación:
Partimos de almendras- higos y dátiles que han estado 24 horas en remojo. Las almendras se ponen en remojo para eliminar los inhibidores enzimáticos que tienen en su cubierta externa; transcurrido ese tiempo, enjuagar muy bien para eliminarlos. Le quitamos la piel a las almendras (para ello se dejan un poquito en agua caliente aprox 42º). Los higos y los dátiles es para ablandarlos y así la mezcla es más suave y homogénea. Hacemos leche de almendras. La pulpa de almendras que se obtiene se bate muy bien junto a los otros 2 ingredientes (que quede bien homogéneo). Extendemos esta masa encima de la capa base y metemos en el frigorífico.

Capa 3:
Ingredientes:
– 200 gr de avellanas
– 3 cdas de cacao puro en polvo eco.
– 100 gr de dátiles sin hueso.
– sirope de ágave eco.

Preparación:
Al igual que las almendras las dejamos 24 horas en remojo y luego enjuagamos bien… los dátiles también. Hacemos leche de avellanas. La pulpa de avellanas que se obtiene se bate y mezcla muy bien junto con los otros ingredientes. Añadir sirope de ágave poco a poco… la textura de la masa masa no tiene que estar reseca pero tampoco muy humedecida de dulce. Se extiende sobre la capa 2 y se mete en el frigorífico.

Capa 4:
Ingredientes:
– 100 g de anacardos.
– 50 g de dátiles sin hueso.
– 250 gr de fresas
– sirope de ágave.

Preparación:
Dejamos en remojo de 6-8 horas los anacardos (mismo procedimiento que los anteriores). Los dátiles 24 horas. Batir muy bien todos los ingredientes salvo 100 gr de fresas que cortaremos en trocitos para mezclarlo en la masa resultante y el sirope de ágave que iremos echando según nuestro gusto. Se extiende sobre capa 3 y se refrigera.

Capa 5 o superior:
Ingredientes:
– 250 g de fresas.
– 2 gr de agar agar.
– sirope de ágave.
– 150 ml de agua buena.

Preparación:
Se baten todas las fresas y se endulza a gusto con el sirope (y un poco más dado que luego se le añade el agar agar). Se mezcla muy bien con el agar agar que se ha obtenido de la misma manera que al hacer la capa 1. Se vierte y extiende sobre capa 4. Refrigerar de nuevo.

Decoración:
Antes de que se enfríe el agar agar mezclado con el batido de fresas añadir rodajas de fresas y kiwis deshidratados…
Esta tarta está más rica si se prepara de un día para otro.
En la primavera hay una gran variedad de colores, sabores (dado el buen tiempo)… por eso he hecho una tarta de distintos colores y sabores naturales… 😉

Myriam Diez

Advertencia:
El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.
Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.
La Asociación de Oncología Integrativa declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.