Yogurt de anacardos y mermelada fresca

YogurUna saludable alternativa a los lácteos.

Ingredientes (para dos vasos de yogurt):

Para el yogurt:

– 1 taza de anacardos remojados toda la noche.
– 1/2 taza de agua mineral.
– 1 cucharadita rasa de polvos probióticos (o 2 cucharadas soperas de jugo de chucrut).
– 1 y 1/2 cucharadas de levadura de cerveza.
– 1/2 cucharadita de sal marina.
– opcional: zumo de 1/2 limón (para darle más sabor ácido).

Preparación:

Después de haber remojado por al menos 8 horas los anacardos, desechamos el agua y los trituramos con la 1/2 taza de agua hasta obtener una crema homogénea y sin trozos.

Ahora añadir los polvos probióticos y volver a batir. En un bol poner un colador y sobre el colador una tela quesera, echar la mezcla, cerrar la tela y dejarla reposar por 24 horas en un lugar cálido, para que las lactobacterias hagan su trabajo, que será fermentar la crema de anacardos.

Después de las 24 horas se puede comer ya o bien dejarlo reposar otras 24 horas en la nevera para que adquiera un sabor más ácido, más parecido al yogur convencional. Si se desea tomar en este momento, le añadimos el resto de ingredientes, se mezcla todo bien y lo probamos para ajustar sabores, por si lo queremos más salado o más ácido, para eso le ponemos el limón.

Si por el contrario queremos dejarlo reposar 24 horas más, lo metemos tal cual en la nevera, sin agragarle el resto de ingredientes, se los agregaremos pasadas las 24 horas, cuando lo vayamos a tomar.

Y si quieres la crema del yogurt más líquida, no tienes más que echarle un poco de agua o leche vegetal y mezclarlo bien. Para este de la foto le eché como medio vaso de agua y quedó muy cremoso.

Para la mermelada fresca de fresa: 

– 1/2 taza de fresas frescas maduras.
– 1 cucharada de un sirope vegetal o dátiles o pasas.

Preparación:

Batir los ingredientes juntos hasta conseguir una textura cremosa y homogénea.
Echar por encima del yogur la cantidad deseada.

Para adornar y enriquecer:

– un poco de avena en copos.
– coco rallado.
– semillas de sésamo.
– lo que tengamos a mano y nos guste.

Espolvorear lo que nos apetezca por encima para enriquecerlo más todavía si se puede. Con una granola va estupendo.

Receta de Ita López

Advertencia:
El contenido del presente sitio web es de carácter general y tiene una finalidad meramente informativa, sin que se garantice plenamente el acceso a todos los contenidos, ni su exhaustividad, corrección, vigencia o actualidad, ni su idoneidad o utilidad para un objetivo específico.
Toda la información que se ofrece a través de esta página web no sustituye, en ningún caso, un asesoramiento sanitario cualificado.
La Asociación de Oncología Integrativa declina toda responsabilidad sobre las consecuencias que un mal uso de este contenido pueda tener en la salud de los pacientes. Así mismo se recomienda que los pacientes comuniquen a su oncólogo convencional qué terapias complementarias les acompañan durante los tratamientos convencionales.

Soy médico de familia y madre de dos niños (2007 y 2013). Vencí en 2010 un cáncer de ovario con metástasis con solo 5% de probabilidades de supervivencia. Tras iniciar el tratamiento convencional, cambiar la forma de alimentarme y la forma de afrontar la enfermedad las metástasis desaparecieron de mi cuerpo en poco tiempo. A raíz de mi propio proceso y de investigar en profundidad los estudios científicos disponibles sobre dieta y factores causantes del cáncer, decidí divulgar mi experiencia y conocimientos a través de mi blog Mis recetas anticáncer e impartir conferencias y talleres por toda España. Soy autora de los libros “Alimentación anticáncer” (autoedición) y “Mis recetas anticáncer: alimentación y vida anticáncer” (Editorial Urano).

Related Posts